El óxido de zirconio es un material utilizado en prótesis fija sin metal debido a su dureza y resistencia a la fractura. Se considera material de elección en los tratamientos protésicos y rehabilitaciones dentales.

Las prótesis de zirconio poseen un núcleo de este material y posteriormente es recubierto con cerámica en el laboratorio. Ofrece gran estética y funcionalidad.