La endodoncia es un tratamiento conservador que trata la patología de la pulpa (nervio) dental.

Es necesario realizar una endodoncia cuando por diferentes causas, ya sea por caries, traumatismo, desgaste oclusal o hipersensibilidad etc. Se retira el nervio dentario para evitar una patología mayor (granulomas, quistes, etc)

Existen diferentes técnicas endodónticas (Manual y Rotatoria) para realizar el tratamiento. Es el odontólogo el que decidirá cuál de ellas llevar a cabo dependiendo de las necesidades en cada paciente o diente.